El proyecto del pensamiento revolucionario es una alternativa al neoliberalismo capitalista

El proyecto del pensamiento revolucionario es una alternativa al neoliberalismo capitalista.

Después de un retiro en el desierto, reconozco mis contradicciones y quiero superarlas.

Me lanzo a la palestra o, mejor dicho, vuelvo a la calle con una misión revolucionaria.

Reaparezco, pues, gracias al proyecto del pensamiento revolucionario.

Lo he materializado en un sitio web con el dominio pensamientorevolucionario.com.

Instituto del Pensamiento Revolucionario (IPR) es el nombre que le he dado.

Ya tiene definidas algunas herramientas fundamentales: revista, enciclopedia, observatorio, videoteca y redes.

La estrategia articula una fase de creación (2018), una de consolidación (2019-2025) y otra de expansión (2026-2040).

No obstante, este proyecto del pensamiento revolucionario puede ser modificado por las circunstancias históricas.

Por tanto, aprovecho para difundir el proyecto del pensamiento revolucionario abriéndolo a la participación de la ciudadanía universal.

Termino este comentario anunciando haber encontrado posibles contenidos para publicar en mi blog personal manuelcarlos.com.

Por otro lado, he vuelto a la calle para denunciar el orden neoliberal depredador y su influencia en la sociedad burguesa que habitamos.

He tenido la oportunidad de acercarme a los presupuestos participativos municipales para objetar que, en España, tales procesos son una farsa.

Realmente, cualquier persona puede acreditar que los llamados presupuestos participativos de los municipios españoles no cumplen las normas de la Declaración de Bogotá de 2011.

De cualquier modo, espero contribuir de forma constructiva al planteamiento de la democracia participativa teniendo en cuenta que es una de las categorías fundamentales tanto de mi blog personal como del IPR.

También he podido constatar que tanto las mujeres como las personas jubiladas empiezan a visualizar sus reivindicaciones trastocando el orden imperante.

Hasta los partidos de la derecha española, sobre todo PP y Ciudadanos, han cambiado su discurso oportunista para proclamaren que son los principales adalides de los derechos sociales, incluyendo, por supuesto, los feministas y pensionistas.

Ya nada nos puede sorprender de la desvergüenza de un partido político corrupto y fraudulento como es el PP, y de sus aliados cómplices para mantenerlo en el poder.

En fin, creo que es mejor plantarle cara a las clases dominantes y sus representantes camuflados si queremos tener una vida digna y merecer otro futuro distinto al que la derecha burguesa nos prepara para seguir maltratándonos.

 

El proyecto del pensamiento revolucionario es una alternativa al neoliberalismo capitalista


14-04-2018.

 

2 comentarios en “El proyecto del pensamiento revolucionario es una alternativa al neoliberalismo capitalista

  1. Todos o casi todos los países de Europa tienen sus partidos de extrema derecha menos los ibéricos. Motivo de alegría o tristeza no lo sabemos, pero el nuevo mesías post apocalíptico no viene de Alemania, Italia, España Viene del mundo anglosajón , Esta vez no son los esclavos, los siervos, los trabajadores, el lumpen son representantes de la oligarquía mundial contra las elites políticas, sindicales, religiosas, burguesas, militaresQuieren otro mundo mas medieval y menos igualitario, en esto estamos. Un mundo de lujo para un diez por ciento o menos. Castillos, catedrales, armas,,, y post apocalipsis asegurada. Mundo a histórico o anti histórico. Tiempo que pasa, verdad que huye. Sin pasado los barrios obreros y lumpen proletarios convertirán las ciudades en selvas desérticas. España y Cataluña sin nazis y fascistas dónde están los partidos de la extrema derecha. Anomalía- Modelo para Europa y el Mundo. El amigo de Hitler y Mussolini murió en la cama bendecido y enterrado con todos los fastos inimaginables en el país de la picaresca. Los picaros futuro sujeto revolucionario. El lumpen y el proletariado se transformaran en picaros revolucionarios. Modelo para el siglo XXI.

    • España es lo que es: una pseudodemocracia. El pueblo es su principal responsable por permitir al PSOE beneficiar a la derecha. El PSOE es, pues, un fiasco evidente. Menos mal que una parte de España ya no se fía de él. Ahora mismo hay que optar por fuerzas emergentes de la izquierda. Y, sobre todo, movilizarnos para recuperar los derechos recortados por los partidos históricos del bipartidismo. En fin, no a la derecha o izquierda nacionalista: españolista, vasca o catalana. Ni al PP ni a Ciudadanos…

Deja un comentario